Suplementos de gimnasio, ¿qué son realmente?

Si has comenzado a entrenarte hace poco tiempo, seguramente hayas escuchado hablar de suplementos para el gym y te hayan surgido muchas dudas respecto a qué son realmente y cómo utilizarlos. Vamos a dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre estos productos.

¿Qué son realmente?

Dado que no existe un único tipo de suplemento, es complicado definir qué son realmente. Pero en general podemos decir que se trata de preparados alimenticios a base de vitaminas, aminoácidos y otros nutrientes que ayudan a aumentar los efectos positivos de un entrenamiento. 

Los más habituales son los que ayudan a mantener la energía, a reducir grasa o a aumentar la musculatura. Incluso pueden conseguir todo a la vez conteniendo diferentes sustancias que hacen posibles estos resultados.

¿Pueden dar positivo en una prueba de dopaje?

Siempre y cuando se compren productos de buena calidad y certificados, esto no va a pasar. Hay que evitar comprar marcas desconocidas o productos que se compran en otros países y que no vienen con todas las garantías ya que podrían haberse contaminado y arrojar un falso positivo. 

Cuando provienen de tiendas y marcas de confianza siempre vamos a tener la certeza de lo que se está tomando, por lo que no hay motivo para preocuparse.

¿Ocurrirá algo en mi cuerpo si dejo de consumirlos?

Todo dependerá del tipo de producto que se esté consumiendo. Si estamos tomando algo que simplemente ayuda a que tengamos una dosis de energía más alta, tan solo nos cansaremos antes. Pero si lo que tomamos nos estaba ayudando a muscular y dejamos de consumirlo de golpe, estaremos dejando de proporcionar una ayuda al cuerpo. 

El resultado al dejar un producto que ayuda a la musculación dependerá de cuánto nos haya ayudado dicho producto ya que no todo el mundo responde igual a estos suplementos. Y también dependerá de cómo se esté entrenando. No es lo mismo dejar el suplemento gradualmente a la vez que se aumentan las horas de entrenamiento, en cuyo caso no tiene por qué haber consecuencias, que dejar el suplemento y entrenar igual, lo que puede hacer que se retroceda ligeramente.

Lo que no va a ocurrir nunca es nada similar a un síndrome de abstinencia. El cuerpo no va a sufrir por la falta del complemento ni va a haber malestar o enfermedad. Tan solo se dejará de tener una ayuda que antes se tenía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *