Quizás, lo primero que te estás preguntando al leer este título sea que son las bolas de bichat. Se trata de unas bolas de grasa que están situadas debajo de los pómulos y que le dan firmeza a la estructura facial. La extirpación de esta grasa se conoce con el nombre de bichectomía. Sin embargo, es importante señalar que no se extirpa la totalidad de la bola de grasa, sino tan solo una parte de la misma.

La grasa situada bajo el pómulo es responsable de que personas delgadas presenten un rostro redondeado de media luna que hace que parezcan más rellenitas. Un ejemplo muy claro es el de la famosa actriz Renée Zellweger que siempre lución un rostro muy aniñado y redondo. Hace poco se realizó varias intervenciones estéticas que cambiaron totalmente su apariencia. Una de ellas fue, precisamente, la bichectomía. Esa operación fue la responsable de que su rostro se vea mucho más afinado ahora.

En el caso de esta actriz su cambio ha sido muy criticado por ser considerado demasiado radical, ya que también se operó los ojos, algo muy característico de su rostro y que hizo que su cara cambiara totalmente.

La bichectomía por sí sola no produce una transformación tan impresionante, sino que tan solo ayuda a que el rostro se vea mucho más fino y estilizado. Esto hace que visualmente sea más atractivo según los actuales cánones de belleza y que además, la persona se perciba como más delgada.

Al extirpar las bolas de bichat el pómulo se marca mucho más, la mandíbula se define y, en definitiva, la cara queda mucho más delineada. Un efecto que a menudo se busca con el maquillaje y que de esta manera se consigue de una forma totalmente definitiva.

Se trata de una operación muy sencilla que pueden llevar a cabo tanto hombres como mujeres y que no suele durar más allá de los tres cuartos de hora. Se realiza con anestesia local y el paciente se va para casa nada más acabar, por lo que no hay ningún problema.

Por supuesto, no hay cicatrices visibles ya que la incisión es pequeña y poco profunda y queda perfectamente disimulada ya que se realiza a través del interior de la boca. Solo hay que seguir una correcta higiene bucal para prevenir la aparición de infecciones durante el tiempo posterior a la operación.

Deja un comentario