Cuál máquina de coser te conviene más

Detrás de un gran proyecto creativo hay unas manos que lo hicieron posible y una herramienta que facilitó la tarea. Cuando se trata de coser, la técnica y los instrumentos de los que dispongas son vitales para que tu idea se hile. Por eso, conocer qué tipo de máquina se adapta mejor a tus habilidades y qué te ofrece en cuanto a funcionalidad es lo primero para adquirirla. Esto, asimismo, permitirá que potencies aún más tu trabajo cuando hagas uso de ella.

Tipos de equipos de costura

Las máquinas de coser planchadoycostura.es se categorizan en las modalidades de industriales, semi-industriales y domésticas. Para saber cuál es la indicada, tienes que determinar el tiempo que dedicas a la costura y la cantidad y tipos de prendas que confeccionas o remiendas. Las primeras son las que utilizan en las empresas textiles porque corren mejor con grandes extensiones de tela y son rápidas en eso. Las segundas corresponden a las que incorporan funciones de bordado para varios tipos de tejidos. Finalmente, las terceras involucran a las básicas que sirven para hacer puntadas o costuras sencillas.

Este último modelo es ideal si te dedicas a esta actividad como hobbie o a pequeña escala, por lo que también cuenta con especificaciones. Las clásicas tienen una manivela que es la encargada de hacer funcionar la máquina; estas, actualmente, son más de colección que de venta comercial porque son anticuadas. Las mecánicas operan con un motor eléctrico impulsado por un pedal que debe estar coordinado con el paso de la tela por el prensatelas. En estas se puede ajustar la aguja con el giro de una rueda según el tipo de costura requerido. Por último, las electrónicas funcionan por un tablero electrónico en el que casi todas las funciones son automatizadas. Estas últimas son las más costosas por todas las funciones que incluyen.

Comparando estas cualidades, las máquinas de coser domésticas son las más versátiles de transportar por su reducido tamaño y peso. Aunque en ese aspecto, las electrónicas tienen menos cables y no requieren piezas adicionales, como un pedal, para hacer el trabajo. Ventajas a considerar si necesitas trasladar constantemente tu equipo. Pero si tienes un sitio fijo, escoge la que te ofrezca más funciones, adaptabilidad a los tipos de costuras que realizar y facilidad de uso.

Nociones básicas de las cualidades de las máquinas

Entre la funcionalidad general de estos aparatos, debes conocer que puedes realizar zig-zag, recta, recto triple, universal, nido de abeja, tricot, punto invisible y reforzamiento. Ello para que tengas una noción básica de los mínimo que debe tener tu máquina para adquirirla.

Respecto a sus materiales, estos añaden peso al mecanismo por lo que el plástico aligerará esa carga. Sin embargo, evaluar la resistencia en el tiempo para asegurarte de que tu equipo tenga una larga vida es importante. Ante esto, el metal es pesado, pero también dura más. En esos casos, prioriza si el traslado es más importante que la durabilidad.

Si se trata de su potencia, esta está condicionada por la densidad del tejido que utilices, pues una más gruesa requerirá más energía. Lo recomendable es que selecciones un modelo con más de 7W para que tu máquina pueda hacer esas costuras sin problemas. Asimismo, verifica la cantidad y tipos de puntadas y considera la longitud y el ancho de estas al momento de comprarla para aprovecharla mejor. Ten presente que la cantidad de ajustes te permitirá hacer confecciones más creativas por la combinación de técnicas que puedes implementar.

Si deseas más variedad en marcas, colores, tamaños y funciones específicas abundan las opciones para que des con la tuya. Igualmente, considera buscar opciones de ajuste automáticas en las máquinas de coser para facilitarte las costuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *