Archivo de agosto de 2017

Muchos hombre heterosexuales deciden entrar en los chat de transexuales para poder llevar a cabo juegos y fantasías. Hay a quién le sorprende esto, pero son muchos los motivos que podrían explicar la seducción que los transexuales ejercen sobre los heteros:

-Para empezar, los trans son sobre todo mujeres. Se sienten mujeres, se visten como mujeres y no estamos hablando de hombres travestidos, sino de alguien que ha comenzado a convertirse en mujer por completo. Por tanto, ¿a quién iban a atraer más que a los hombres? Ellas buscan a hombres hetero porque se consideran a sí mismas mujeres hetero. Más claro no podría ser.

-Son muy femeninas. Estas mujeres son tremendamente femeninas, mucho más que parte de las que han nacido con este sexo. Les encanta cuidar su aspecto, su peinado, el maquillaje y la ropa y son muy provocativas. Todo esto despierta un gran deseo en cualquier hombre que las ve casi como si fueran artistas.

– Suelen ser muy sexuales. Les encanta el sexo y no les importa reconocerlo abiertamente. Generalmente, no se andan por las ramas, son muy directas y no les importa decir claramente todo lo que les gusta. Tampoco se asustan ante nada de lo que pueda gustar a los demás.

Un pecado que sabe a gloria

Estas mujeres tienen además el estigma de lo prohibido, lo que las hace todavía más atractivas. Por eso, muchos hombres necesitan tener una experiencia de este tipo y como no se atreven a hacerlo en la vida real, lo hacen a través de la Web Cam para poder saber si realmente les gusta tanto una vez que lo viven.

Muchos de ellos, una vez que prueban, se animan a tener experiencias reales con trans. En otros casos, la cosa queda tan solo en una fantasía porque o bien ya tienen pareja y no quieren un contacto físico con nadie fuera de estos juegos inocentes o bien porque no surge la ocasión de pasar de ahí.

En cualquier caso la experiencia es más que placentera la mayoría de las veces y, como siempre suele decirse, no hay peor experiencia que quedarse con las ganas de probar algo nuevo y diferente.

El morbo y las fantasías están para hacerse realidad y no reprimirlas, aunque sea a través de una Cam si no podemos hacerlo realmente, una forma segura y que no implica infidelidad de poder hacer realidad fantasías muy calientes y divertidas.

Los geranios son una de las plantas con flores más habituales en balcones y terrazas de cualquier casa. Sus colores vivos y la facilidad con la que crecen los ha convertido en los reyes de todos los barrios.

Una práctica muy habitual cuando vamos a casa de alguien y alabamos sus plantas es que nos ofrezca algún esqueje. Se trata de cortar una pequeña rama de la planta para que la llevemos a casa, la metamos en agua y consigamos que broten raíces.

Hacer esquejes tiene sus trucos, ya que no vale cualquier rama ni cortada de cualquier manera. Si quieres saber cómo hacerlos en revistafamily.com tienes una guía de cómo hacer esquejes

¿Qué hago con el esqueje una vez en casa?

Aquí podríamos decir que cada maestrillo tiene su librillo. En principio, el geranio es una planta que no quiere mucha agua y que no se recomienda que se ponga en agua para que broten raíces ya que se pudre con facilidad. No obstante, hay muchas personas que lo hacen así con éxito.

Otros, dicen que lo mejor es ponerlo en compost con un buen sustrato. Nada de hormonas de enraizamiento porque en los geranios son contraproducentes. Tardarán entre una semana y un mes en echar raíces. Pero este método tiene un problema y es que no puedes ver si el esqueje se está pudriendo por la parte enterrada debido a un exceso de agua.

Incluso hay quien afirma que lo pone en miel porque esta sustancia ayuda a que la planta crezca de forma garantizada, pero no es un método demasiado común ni que tenga muchos seguidores entre los aficionados a la planta.

Por último, hay quienes dicen que cogen el esqueje, lo cortan y le aplastan el tallo enterrándolo directamente en la tierra de una maceta. Y, sin más, al cabo de quince días aproximadamente, la planta comienza a crecer sin más ayuda.

Tú decides qué hacer

Dado que esta planta es muy fuerte, es común que salga adelante por métodos distintos. Pero, en cualquier caso, tu experiencia te dirá qué método te ofrece mayores garantías de éxito. Una vez que tengas tus propias plantas ya crecidas y fuertes puedes probar los distintos métodos para obtener nuevos esquejes que salgan adelante y que puedas, a tu vez, dar a otras personas.

Una tradición, la de regalar esquejes, que debería de perpetuarse en todos los barrios para poder seguir viendo esos balcones llenos de flores que tan bonitos y agradables resultan.