Archivo de junio de 2016

Una separación nunca es fácil para una pareja. En muchos casos las parejas se separan de mutuo acuerdo y en principio no existe ningún conflicto que pueda hacer que las cosas se compliquen, como tener que repartir bienes económicos o que existan terceras personas. Sin embargo, a lo largo del proceso de la separación las cosas comienzan a ponerse feas y parecen empeñarse en mostrar lo peor de cada uno.

Esto es especialmente duro si hay niños de por medio, ya que los padres van a tener que tomar muchas decisiones importantes relacionadas con el cuidado de los hijos. Una de las más importantes es la de la custodia de los mismos. En principio, los padres que se llevan bien y entre los que no hay especiales conflictos son los candidatos ideales para custodias compartidas, pero si empieza a enquistarse la relación, esta decisión, que seguramente sea la mejor para los hijos, empiece a peligrar.

Para solucionar este tipo de conflictos la mejor idea es acudir a un servicio de mediación familiar en conflictos de pareja. Se trata de un especialista en este tipo de situaciones que, dado que no tiene intereses en ninguna de las dos partes y solo vela por los hijos, puede actuar como mediador para ofrecer a ambos padres las herramientas que necesitan para entenderse.

El mediador puede ayudar a que cada persona comprenda el punto de vista de la otra parte y deje de obstinarse en su postura. También les hace entender que una buena actitud de su parte es mucho más positiva para sus hijos, que sufren al ver como sus padres discuten y se pelean, incluso más de lo que pueden pensar.

No hay que confundir la figura del mediador con la de un psicólogo de parejas. La misión del mediador no es en ningún caso tratar de volver a unir a la pareja, sino lograr que puedan llegar a entendimientos evitando luchas legales largas y muy costosas económica y emocionalmente hablando.

Esta persona neutral puede hacer que vuelvan a establecerse relaciones que si bien no tienen que ser amistosas sean al menos civilizadas, evitando peleas y discusiones que solo tienen como objetivo hacerse daño. Les enseñará a resolver sus diferencias de maneras mucho más positivas que aporten soluciones y no sean solo una manera de echarse en cara cosas del pasado.

Gracias a los métodos del mediador, muchas ex parejas logran reanudar el diálogo y consiguen evitar una larga pelea legal por la custodia de sus hijos en la que los más pequeños son los más perjudicados.

Los complementos alimenticios, como los complementos alimenticios DRKU, no son medicamentos ya que no están destinados a curar enfermedades. Son un complemento a una alimentación sana y equilibrada que contribuye a evitar que las enfermedades aparezcan debido a una carencia de vitaminas, minerales u otros compuestos. También pueden ayudar a mejorar problemas de salud, pero no tienen una función terapéutica.

Por ejemplo, en épocas en las que estamos haciendo una dieta baja en calorías y grasas como suele ocurrir en la primavera para perder los kilos ganados durante el invierno y poder lucir mejor la ropa de baño. Al reducir la cantidad de comida quizás, sin darnos cuenta, estamos también reduciendo nutrientes y algunas vitaminas.

Esto podría causar una caída de las defensas y hacernos más proclives a las pequeñas enfermedades típicas de la estación, como los resfriados. También puede causar un mayor cansancio físico. Para prevenirlo, lo mejor es acompañar la dieta de un complejo vitamínico que refuerce el organismo.

Lo mismo ocurre en niños, ya que al crecer rápidamente es posible que no sean suficientes las vitaminas que se les dan con los alimentos, siendo necesario un complejo vitamínico que complete la dieta. Normalmente, el cuerpo elimina por su cuenta las vitaminas que sobran, por lo que tomar vitaminas no suele tener ningún efecto secundario.

Los probióticos y los prebióticos son también complementos alimenticios destinados a equilibrar la flora intestinal. Cuando se producen desequilibrios en esta flora es habitual que puedan aparecer enfermedades debidas a trastornos gástricos o a carencias nutricionales debidas a una mala absorción de los nutrientes por parte del intestino. Cuidar la flora intestinal ayuda a prevenir estos problemas y la aparición de otros más graves como inflamaciones en el intestino.

Los preparados alimenticios a menudo se realizan a base de plantas. Cápsulas con plantas naturales o preparados concentrados a base de las mismas para tratar pequeños problemas como gases, estreñimiento o falta de sueño se utilizan de manera habitual por parte de casi todo el mundo como una alternativa a la medicación tradicional, que es siempre más agresiva.

También ayudan en las dietas contribuyendo a reducir el apetito de una forma totalmente natural. Por ejemplo, mediante cápsulas de glucomanano de konjac. Esto se extrae de la raíz de una planta y es un potente absorbente del agua. Al tomarlo junto con uno o dos vasos de líquido se crea una especie de capa gelatinosa en el estómago que hace que se sienta sensación de saciedad y no se necesite ingerir alimento.

Si estás pensando en realizarte una intervención estética debes de tener mucho cuidado a la hora de elegir a los profesionales que la lleven a cabo. Para no equivocarte en tu elección, puedes seguir estos cuatro pasos que te ayudarán a acertar:

– Confía en profesionales de prestigio. Un cirujano con un buen nombre y una fama comprobable es la mejor opción para una operación. Todavía es mejor si conoces a otras personas operadas por él para poder ver los resultados, pero como esto es difícil puedes recurrir a foros para conocer la opinión de otros pacientes.

– Desconfía si te prometen cosas que otros te han negado. Quizás has visitado ya varios especialistas en estética buscando un resultado determinado y ninguno te lo había garantizado, quizás incluso te habían tratado de convencer de que no era una buena idea.

Ahora has dado con alguien que no solo te lo hará, sino que te promete que va a quedar bien ¿No crees que es para pensarlo dos veces? Si buenos profesionales se han negado a intervenirte o no te aseguraron el resultado ¿por qué este sí lo hace? ¿No podría estar prometiendo algo que difícilmente va a cumplir?

Del mismo modo ten cuidado si ves que todo te lo pinta demasiado bien y no te habla en ningún momento de las posibles complicaciones que pueden aparecer. Aunque las probabilidades sean pequeñas, un buen profesional siempre tiene que hacer saber al paciente qué problemas podrían surgir en la intervención y que riesgos existen.

– Asegúrate de dónde te van a operar. No solo debes de estar convencido de que quién va a realizar la operación es el mejor profesional, también de que lo va a hacer en un lugar adecuado. El hospital debe de estar muy bien equipado y contar con todo lo necesario en caso de que ocurra una complicación.

Un buen ejemplo es la colaboración clinica la luz drlalinde.com que te asegura a los mejores especialistas en estética y también las instalaciones médicas más modernas y seguras.

– Consigue un presupuesto cerrado. Aunque siempre se dice que no se debe de ser tacaños con la salud tampoco se puede regalar el dinero ni confiar ciegamente en que hagan lo que sea y ya se hablará luego del precio. El presupuesto de la operación debe de ser cerrado y debe de incluir todo lo que hay que hacer desde el primer paso hasta el último, para conseguir el resultado buscado.