que-cepillo-de-dientes-elegir

¿Es mi cepillo de dientes el indicado para mi higiene bucal?

Si hay algo realmente importante dentro de la higiene bucal, es el cuidado diario de nuestros dientes mediante el cepillado y lavado de dientes. Sin duda alguna, el gran protagonista cuando de higiene bucal personal hablamos es el cepillo de dientes. En este artículo vamos a hablarte un poco sobre el, de forma que consigas entender cual es el cepillo que mejor se adapta a ti.

Seguramente, ya tengas un cepillo de dientes, y también seguramente estés utilizando uno al azar, o tal vez el que mejor publicidad haya hecho o el que mejor presentación tenía entre todas las marcas de la competencia.

En este sentido deberías de saber que siempre hay un cepillo de dientes que se adapta mejor a tu dentadura, para ello hay que buscar la mezcla ideal entre comodidad y eficiencia. Empezamos a ver los factores más importantes a la hora de elegir cepillo de dientes.

Factores importantes en el cepillado dental

Cabeza y filamentos: Es la parte más importante del cepillo de dientes y la que debe de cumplir una mejor funcionalidad.

La estructura del cabezal debe de ser lo más eficiente posible, es decir, más vale un cabezal pequeño en el cual se aprovecha todo el espacio útil, que un cabezal grande con pocos filamentos. Esto se debe a que cuanto más pequeño, podrá acceder más fácilmente a todas las zonas de la boca.

Los filamentos deben de ser idealmente de varios tamaños de longitud intercalados, de esta forma permiten un mejor acceso a zonas con curvas y aseguran un limpiado en toda la zona.

En cuanto a dureza de los filamentos diferenciamos entre:

Filamentos duros: Están indicados para personas con una buena salud dental y sobre todo de encías, ya que son un poco agresivos para personas con salud dental delicada, pero por otro lado, su eficiencia en la higiene bucal es mejor, y su duración, mayor también.

Filamentos blandos: Son lo contrario de los duros, si padeces de sangrado de encías y periodontitis al realizar la higiene bucal mediante el cepillado de dientes, son ideales para ti. Eso sí, debemos de estar más pendientes del desgaste de filamentos, ya que tiene una duración útil menor.

Filamentos medios: Es la opción mixta, para personas a las que los filamentos duros les causan daño dental y los blandos le son muy poco eficaces. Existen algunos con filamentos duros y blandos intercalados, o filamentos de un material medio en cuanto a dureza.

Mango del cepillo: Este factor no influye directamente en la calidad del cepillado, pero si en la comodidad del cepillado. Debemos buscar el que mejor se adapte a nuestra mano, en cuanto a longitud. Para niños es ideal utilizar un cepillo con mango grueso que pueda tener un buen agarre y mayor estabilidad, ya que los niños suelen tener menor control sobre su fuerza.

La textura ideal sería un mango antideslizante, el cual dispone una superficie de goma rayada, que beneficia la adherencia del cepillo a la mano.

¿Manual o eléctrico?: Existen muchos mitos sobre la eficacia de unos y otros, pero la realidad es que la eficacia es la misma siempre y cuando se realicen los mismos movimientos.

La ventaja del cepillado eléctrico sobre el manual, es que reduce el esfuerzo en el movimiento, por lo tanto, está más indicado para personas con dificultad de movilidad.

Y la ventaja del cepillo manual, es que podemos controlar mejor la fuerza que se ejerce sobre la dentadura, previniendo daños si contamos con encías sensibles o dolor dental.

En cualquier caso, si tienes dudas, lo mejor es acudir a tu dentista para que, después de comprobar debidamente tu estado dental, podrá aconsejarte de primera mano, que cepillo de dientes es el que mejor se adapta a tus necesidades y tu comodidad.

Colaboración enviada por Clínica Sonríe Granada | Ver en Google Maps

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *