Nos dicen que tenemos que hacer deporte, nos dicen que tenemos que comer bien, nos dicen que una alimentación equilibrada y la práctica habitual de un deporte nos hará vivir mejor, estar más sanos y mantener nuestro organismo en las mejores condiciones.

Y es cierto, vivir de una manera sana es la mejor manera de vivir, y no hablo de estar delgado y en forma, hablo de vivir con salud, procurando que nuestro cuerpo no carezca de nada ni le sobre nada, conseguir el equilibrio entre lo que ingerimos y lo que desgastamos.

Basta hablar con un nutricionista para darnos cuenta de que la principal base de la alimentación son los productos que nos dan la naturaleza, las verduras, las hortalizas, las frutas… comiendo de manera sana conseguiremos estar bien por dentro.

Y para estar bien por fuera también, lo mejor es practicar deporte, uno que no nos deje agotados pero que si sea lo suficientemente intenso como para que nuestro cuerpo queme las grasas acumuladas y nos fortalezca los músculos. La práctica del deporte cualquiera que sea debe de estar supeditado siempre aun calentamiento inicial que es casi más importante que el deporte en sí. Así preparamos los músculos para la sesión que se le avecinan y tras el deporte, lo ideal es realizar unos ejercicios de estiramiento para volver a relajar la musculatura y evitar así en la medida de lo posible las temidas agujetas. Cuando nos saltamos algunos de estos pasos o el deporte que hemos elegido es demasiado enérgico, corremos el riesgo de tener una lesión, en cualquier parte del cuerpo, no por correr va a ser en una pierna, puede ser en la cadera, la espalda incluso en el cuello.

Para ayudarnos en estos momentos nada mejor que un buen masaje en la clínica de fisio valdepeñas en la que te pondrán los músculos en su sitio y podrás en breve volver a realizar la actividad física por la que te has decantado. Muchas personas aprovechan estas fechas tras los excesos de la Navidad para comenzar a hacer una vida más sana en la que incluyen el deporte como actividad obligatoria, el problema es que hay personas que se lo toman demasiado en serio y superan sus límites con las consecuencias esperadas, dolores, contracturas y todo tipo de lesiones que los mantendrá alejados del deporte por unas semanas.

Valdepenasfisiosalud.com

Deja un comentario