Archivo de julio de 2016

Los hábitos de higiene han cambiado mucho en los últimos años. Hace algunas décadas las bañeras se pusieron de moda y una de las imágenes más asociadas al relax era la de una persona disfrutando de un baño de espuma mientras leía o incluso disfrutaba de una copa de vino tras un día de trabajo duro.

Pero, normalmente, la realidad tiene poco que ver con las imágenes idílicas de las revistas o de las películas y lo cierto es que la bañera resultó dar más trabajo que satisfacciones. Su limpieza es mucho más laboriosa que la de una ducha, es más incómoda para entrar y para salir y además, raramente se tiene tiempo para disfrutarla realmente.

Ya solo por este motivo, muchas personas se han planteado cambiar la bañera por una cómoda ducha. Pero este no es el único motivo. La salud también es un factor muy importante a tener en cuenta:

-Los baños calientes bajan la tensión y pueden causar mareos en personas propensas.

-Un baño prolongado y, sobre todo si se realizan de modo frecuente, daña las defensas de la piel, contribuye a que se reseque más.

-Si además el baño es de espuma, el uso de jabones que están en contacto directo con la piel durante largo rato puede acabar causando problemas en su pH y arrastrando toda la capa natural protectora de la misma.

Por el contrario, la ducha al ser más breve es mucho más beneficiosa para la piel. Si además se opta por poner un sistema de chorros de agua se pueden obtener todas las ventajas de los masajes con agua cuando se sufren contracturas o molestias.

No olvides que si vas a cambiar tu bañera por una ducha, también debes de cuidar la seguridad en los pequeños detalles. Por ejemplo, da preferencia a un plato de ducha antideslizante que ayude a que no haya problemas de resbalones en el cuarto de baño, uno de los riesgos más habituales en esta habitación.

Tampoco te olvides de encargar una mampara. Pero asegúrate de que se trata de una mampara totalmente segura como las que se pueden adquirir en vidriosfamar.com. Las mamparas de cristal seguro estallan en diminutos pedacitos si sufren un golpe y no dejan aristas cortantes que pueden causar graves cortes.

Hoy es posible realizar el cambio de bañera por ducha sin tener que llevar a cabo una reforma integral del cuarto de baño y tener listo en trabajo en uno o dos días, a un precio muy bajo y sin causar demasiadas molestias.