Si estás pensando en realizarte una intervención estética debes de tener mucho cuidado a la hora de elegir a los profesionales que la lleven a cabo. Para no equivocarte en tu elección, puedes seguir estos cuatro pasos que te ayudarán a acertar:

– Confía en profesionales de prestigio. Un cirujano con un buen nombre y una fama comprobable es la mejor opción para una operación. Todavía es mejor si conoces a otras personas operadas por él para poder ver los resultados, pero como esto es difícil puedes recurrir a foros para conocer la opinión de otros pacientes.

– Desconfía si te prometen cosas que otros te han negado. Quizás has visitado ya varios especialistas en estética buscando un resultado determinado y ninguno te lo había garantizado, quizás incluso te habían tratado de convencer de que no era una buena idea.

Ahora has dado con alguien que no solo te lo hará, sino que te promete que va a quedar bien ¿No crees que es para pensarlo dos veces? Si buenos profesionales se han negado a intervenirte o no te aseguraron el resultado ¿por qué este sí lo hace? ¿No podría estar prometiendo algo que difícilmente va a cumplir?

Del mismo modo ten cuidado si ves que todo te lo pinta demasiado bien y no te habla en ningún momento de las posibles complicaciones que pueden aparecer. Aunque las probabilidades sean pequeñas, un buen profesional siempre tiene que hacer saber al paciente qué problemas podrían surgir en la intervención y que riesgos existen.

– Asegúrate de dónde te van a operar. No solo debes de estar convencido de que quién va a realizar la operación es el mejor profesional, también de que lo va a hacer en un lugar adecuado. El hospital debe de estar muy bien equipado y contar con todo lo necesario en caso de que ocurra una complicación.

Un buen ejemplo es la colaboración clinica la luz drlalinde.com que te asegura a los mejores especialistas en estética y también las instalaciones médicas más modernas y seguras.

– Consigue un presupuesto cerrado. Aunque siempre se dice que no se debe de ser tacaños con la salud tampoco se puede regalar el dinero ni confiar ciegamente en que hagan lo que sea y ya se hablará luego del precio. El presupuesto de la operación debe de ser cerrado y debe de incluir todo lo que hay que hacer desde el primer paso hasta el último, para conseguir el resultado buscado.

Deja un comentario